jueves, 12 de febrero de 2009

ARQUEOLOGIA LITERARIA

.
Restos casi arqueológicos de una época dorada que ya no volverá. Hubo un tiempo, por desgracia ya lejano, en el que los bolsilibros proliferaban por doquier, extendiéndose incluso al otro lado del mar.

Su presencia se dejaba sentir en todas partes, y no había librería, papelería, tienda de cambio, kioscos...,donde sus coloridas y bizarras portadas estuvieran ausentes.

Pero como todos los grandes imperios, después de alcanzar su máximo esplendor y mantenerse durante largos años, paulatinamente fueron desapareciendo hasta su casi total y completa extinción.

En la actualidad ya sólo quedan vestigios, cada vez más escasos y difíciles de encontrar, recuerdos de felices años que no volverán...
.
Fotografía procedente de http://www.bdebarna.net/v2_/index.php