lunes, 6 de diciembre de 2010

ROBINSONES COSMICOS

.
Sinopsis:
El profesor Marlow se propuso ser el primer hombre que viajara por el espacio a una velocidad casi igual a la de la luz y sobrevivir en varios miles de años, apoyándose en la teoría de la relatividad de Eistein, a los hombres de su generación.

En un cohete construido por él, acompañado por su hija de sólo cinco años y otros tres niños, de aproximadamente su edad, dos muchachos y una niña, parte hacia las estrellas con la idea de regresar cuando hubieran transcurrido varios millares de años terrestres. Su intención es que sean los futuros fundadores de una nueva dinastía en una Tierra presumiblemente salvaje y primitiva.

Cuando la nave vuelve al sistema solar, después de su largo periplo espacial. Solo dos de los niños han sobrevivido, la pareja formado por Eduardo Acero y Silvia Marlow, la nieta del ya fallecido profesor. Ambos convertidos en dos decididos e inteligentes jóvenes, instruidos en diversos ramas de la ciencia y tecnología
gracias a la extensa biblioteca de la aeronave. Pero ni siquiera su completa preparación, adquirida tras largos y monótonos años de viaje espacial, les ha capacitado para la odisea que les aguarda.

Después de un violento aterrizaje, sus asombrados ojos les revelan una Tierra completamente diferente a la que abandonaron. No hay rastro de vida animal o humana, la normalmente verde vegetación ha sido sustituida en su totalidad por extrañas plantas radiactivas de un fantástico color morado dotadas de vida. Como únicos supervivientes de la raza humana deben luchar con los escasos recursos puestos a su alcance para sobrevivir en un entorno hostil, sin posibilidad de encontrar suministros de alimentos, y asediados por hordas de agresivas plantas vivientes.

Cuando todo parecido perdido, en el último instante, con Viola moribunda víctima de la radioactividad, una ayuda inesperada surge del cielo en forma de una fantástica nave proveniente de un remoto sistema planetario. Sus tripulantes emigraron desde la Tierra huyendo de una guerra interplanetaria que envenenó la atmósfera hace ya varios miles de años y vuelven huyendo de un poderoso enemigo que les acosa.


Comentario:
Una obra menor de su autor, pero claramente relacionada, en su angustioso final, con La Saga. Cuenta la odisea de dos jóvenes, que como dos modernos robinsones, arriban después de un largo viaje espacial, a una Tierra desolada e infértil y sus dificultades para sobrevivir en un ambiente antinatural contaminado por la
radioactividad.

Es destacable que en todo momento se mantiene la tensión, el interés de la narración no decae, a pesar de contar con la dificultad de que la historia se desarrolla, casi exclusivamente, por las aventuras de la pareja de jóvenes protagonistas.

Valoración:
*****
Ficha:
Colección: Luchadores del Espacio - Número: 26
Autor texto: George H. White
Autor cubierta: José Luis
Editorial: Valenciana - Año edición: 195?
Formato: 15x10,5 cmts - Nº páginas: 128
Precio original: 5 ptas.

RELACIÓN DE NOVELAS DE LA SAGA DE LOS AZNAR
"LUCHADORES DEL ESPACIO" 1º EDICIÓN

- Los Hombres de Venus nº1
- El planeta misterioso nº2
- La ciudad congelada nº3
- Cerebros electrónicos nº4
- La horda amarilla nº6
- Policía sideral nº7
- La abominable bestia gris nº11
- La conquista de un imperio nº12
- El reino de las tinieblas nº13
- Dos Mundos frente a frente nº14
- Salida hacia la Tierra nº15
- Venimos a destruir el mundo nº16
- Guerra de autómatas nº17
- Redención no contesta nº23
- Mando siniestro nº24
- División equis nº25
- Robinsones cósmicos nº26
- Invasión nahumita nº33
- Mares tenebrosos nº34
- Contra el Imperio de Nahum nº35
- La guerra verde nº36
- Motín en Valera nº44
- El enigma de los hombres planta nº45
- El azote de la humanidad nº46
- El coloso en rebeldía nº57
- La bestia capitula nº58
- ¡Luz sólida! nº93
- Hombres de titanio nº94
- Ha muerto el Sol nº95
- Exilados de la Tierra nº96
- El Imperio milenario nº97
- Regreso a la patria nº120
- Lucha a muerte nº121

La novela Robinsones cósmicos nº26, aunque no corresponde totalmente a la historia de la Saga, tiene en su tramo final una clara referencia, por lo que puede considerarse como perteneciente a la misma.